canal de noticias envía un mensaje facebook

Los años de triunfos

mostrar reproductor musical

Las décadas de los sesenta y setenta representan para Marco no sólo el comienzo de su carrera como solista sino su consolidación como el intérprete del romanticismo mexicano y latinoamericano.

Su carrera solista comenzó en 1960 y pasó muy poco tiempo para que llegara el boom como artista no sólo en México sino en Hispanoamérica, a pesar de que también fue la época de auge del Rock and Roll

En aquellos años surgieron artistas como César Costa, Alberto Vázquez, Enrique Guzmán o Angélica María, todos cantaban y bailaban covers en español imitando el Rock and Roll de Estados Unidos e Inglaterra. En esta época fui casi el único que optó por cantar música romántica de autores mexicanos e hispanoamericanos, rescatando así los sabores latinos. Había personas a las que les gustaba mi estilo y también les gustaba el Rock and Roll, ya que una cosa no estaba peleada con la otra.

Una característica de Marco es que, a pesar de haber logrado el éxito que obtuvo, jamás se confió, al contrario, siempre trabajó para escalar más peldaños y construir una carrera sólida que le brindara un reconocimiento a largo plazo. Al mismo tiempo que seguía presentándose en el teatro Blanquita, buscaba otros recintos en donde cantar, grababa discos y buscaba los temas musicales para posteriores grabaciones, salía de gira y se hacía presente en todos los medios posibles.

Según Marco, la clave de su éxito fue la grabación de discos, que le produjo fama internacional. Sin embargo, la forma de cuidar sus relaciones sociales y profesionales, así como su presencia en todos los medios, también fueron claves de su éxito.

A través de las producciones discográficas, la televisión, la radio, los centros nocturnos, empezaron las invitaciones, los saludos en la calle. Empezaron las fotos, los vestuarios, las relaciones, las amistades, y finalmente el reconocimiento.


Primer éxito


Si bien algunos creen que Luz y Sombra fue su primer éxito, ésta fue la primera grabación que le abrió el camino para luego lanzar su primer disco de larga duración: Escándalo, el cual sí le abrió las puertas al éxito, ya que de las doce canciones del disco, seis estuvieron en los primeros lugares de popularidad.

Mi primera reacción al encender la radio y escucharme cantar fue de asombro y luego de orgullo. Pensé que el camino ya estaba andado y que con ello, sería escuchado en todo México. Era el sueño que había perseguido por tantos años, y, ahora, por fin se me estaba haciendo realidad.


Discos


Marco Antonio ha grabado ochenta discos hasta la fecha, de los cuales la mayoría pertenecen a esta época. Apenas terminaba un disco y ya estaba preparando el repertorio para el siguiente. Hubo ocasiones que llegó a grabar dos o hasta tres discos por año, según fueran las necesidades del mercado. Sin duda, fue el tiempo de mayor producción discográfica.

En 1962, un año después de lanzar Escándalo, grabó Adelante, también con un gran éxito de ventas. En 1964, Marco Antonio grabó un disco con canciones de la autoría de Rafael Hernández, un muy famoso autor de Puerto Rico, como un homenaje a su fabulosa persona. Esto causó gran sensación en Puerto Rico. De ahí surgieron canciones tan conocidas como El Jibarito.

En esa época la RCA tenía presencia en varios países. Pero si un artista no grababa un disco en un país determinado, no era promocionado en él, por tanto, Marco decidió grabar en diferentes países: cuatro discos en Puerto Rico, uno en Brasil, uno en Nueva York, uno en Argentina y cuatro en España. Esto le dio la oportunidad de ser escuchado por otros públicos y ser promocionado internacionalmente.

Giras, Centros Nocturnos y Películas...

 

Un desarrollo de ITzmanova